ANIMATE A LA LENTEJA

ANIMATE A LA LENTEJA

Lentejas, de la familia de las leguminosas y presentes en varios países, clásicas por su sabor suave y con notas de nueces, económicas a la hora de comprar, hoy te propongo que te animes a ellas.
Nutricionalmente son altas en proteínas, fibras, Potasio, Hierro, Magnaseno. Tienen polifenoles – antioxidante- y también contienen almidones resistentes de digestión lenta, que retrasan la absorción de carbohidratos convirtiéndolas en un super alimento para los diabéticos.
Son, además, una fuente de prebióticos que alimentan la flora intestinal para ayudar a prevenir enfermedades digestivas.
Que no tienen?, sodio y grasas saturadas . Bienvenidas a nuestro menú saludable!

Hay de varios tipos: verdes, marrones, negras, rojas, amarillas y naranjas. Pueden venderse como enteras o partidas. Las lentejas enteras con la cáscara intacta tardan más en cocinarse y conservarán su forma; las lentejas partidas sin cáscara se cuecen muy rápido y se convierten en puré. También se las puede conseguir enlatadas, aunque siempre es mejor evitar los enlatados por la presencia de sodio o conservantes que pueda tener agregado.

Almacenamiento y tiempo de conservación

Las lentejas secas se conservan durante un año en un recipiente herméticamente cerrado en un lugar oscuro, seco y fresco. Después de cocinarlas, las lentejas se mantendrán durante una semana en la heladera o hasta tres meses en el freezer.

¿Cómo cocinarlas?

Antes de cocinar, coloque las lentejas en un bowl y enjuáguelas.
Depende la variedad, necesitan remojo anterior. Les aconsejo remojar al menos 3 horas antes las entejas marrones, francesas. El resto no es necesario. Siempre enjuagarlas antes.
Cubrir con 3 partes de agua por 1 de lentejas y llevar a hervor. Cocine hasta que las lentejas estén tiernas, unos 20-30 minutos para las lentejas enteras (normalmente negras, verdes, marrones) y 10-15 minutos para las lentejas partidas (normalmente amarillas, rojas, naranjas).
El tiempo total se puede ajustar en función de la textura deseada.
Las lentejas rojas partidas se cocinan rápidamente y pueden romperse en una textura espesa en puré. Se utilizan mejor para espesar sopas y guisos. Las lentejas enteras verdes y negras conservan su forma y son las indicadas para ensaladas.

Harina de lentejas: la harina de lentejas se prepara moliendo las lentejas en una licuadora. Recorda enjuagarlas y secarlas antes de licuarlas o precesarlas.
Te dejo algunas ideas para hacer :
Pan rápido de casi-carne de lentejas:
Saltear 2 cebollas picadas y 2 dientes de ajo picados en 3 cucharadas de aceite de oliva caliente hasta que se ablanden. Triturar 3 ½ tazas de lentejas verdes o marrones cocidas en un bowl. Agregar las cebollas y los ajos cocidos, 2 tazas de arroz integral cocido, 1 cucharada de perejil y 1 cucharada de orégano. Integrar.
Colocar la mezcla en un molde para pan. Hornear a 170°C, 350° F durante una hora.

Te dejo un listado de recetas con lentejas

Por @nutricionistaromina

Las lentejas destacan por su alto valor energético al tiempo que son un alimento rico en proteínas. Asimismo, son fuente de hidratos de carbono mientras que el contenido en grasas es casi inexistente, por lo que se trata de un alimento idóneo para quienes realizan una alta actividad física, como los deportistas.

Las lentejas son ricas en fibra, lo que ayuda a regular el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. Al mismo tiempo, aunque no es la legumbre que contiene más cantidad, son una fuente de hierro, necesaria para evitar la aparición de anemias.
También son ricas en potasio, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso.
Las lentejas son un alimento aconsejable para las embarazadas por su contenido en ácido fólico, que previene la aparición de malformaciones en el feto.
Por otra parte, el consumo de legumbres como las lentejas reduce los niveles de azúcar en sangre, lo que es beneficioso entre quienes padecen de diabetes.

Nuevamente recordamos la estrategia nutricional que existe, llamado también, sinergia nutricional, entre el hierro de estas legumbres y la vitamina C de vegetales o frutas. La vitamina C aumenta la biodisponibilidad, aún en presencia de factores inhibidores, tales como los fitatos, los taninos y el calcio.

Gran aporte de nutrientes, son un producto idóneo en dietas vegetarianas.

Si querés saber más de Romina ¡visitá su web! www.rominasancheznutricion.com

Animate a la lenteja - Laura Di Cola